Campesinos colombianos sustituirán cultivos ilícitos

Notimex

Al menos dos mil 870 familias campesinas de las zonas de La Macarena y La Uribe, antiguo enclave histórico de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), sustituirán de forma…

Al menos dos mil 870 familias campesinas de las zonas de La Macarena y La Uribe, antiguo enclave histórico de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), sustituirán de forma voluntaria mil 544 hectáreas de cultivos ilícitos.

Las familias campesinas están ubicadas en 86 veredas (caseríos rurales) de los municipios de La Macarena y La Uribe, en el departamento del Meta, en el sur de este país sudamericano, informó hoy la Casa de Nariño en un comunicado.

Los campesinos “se vincularon de manera voluntaria al acuerdo colectivo del Programa Nacional de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS), en los Parques Nacionales Naturales Tinigua y Cordillera de los Picachos y sus zonas con función amortiguadora del Distrito de Manejo Integrado (DMI)”, detalló.

Las familias se comprometieron a sustituir “de manera voluntaria mil 544 hectáreas de cultivos de uso ilícito. Es importante resaltar que 650 de estas hectáreas se encuentran en los Parques Nacionales Naturales Tinigua y Cordillera de los Picachos”, agregó la fuente.

Este acuerdo firmado por las Juntas de Acción Comunal, las organizaciones campesinas y las FARC, cuenta con la coordinación interinstitucional de la Dirección para la Atención Integral de la Lucha Contra las Drogas, y de la Presidencia de Colombia.

Además de Parques Nacionales Naturales de Colombia, la Gobernación del Meta, Cormacarena, la Agencia de Renovación del Territorio, la Defensoría del Pueblo y las alcaldías de La Macarena y La Uribe.

Esta alianza entre comunidades y dependencias “reviste especial importancia para el proceso de paz en Colombia, ya que se da inicio a la implementación del acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera”, añadió la Casa de Ñariño.

“La vinculación de las dos mil 870 familias a este programa, se dio gracias a un trabajo coordinado por los equipos técnicos interinstitucionales en campo y con el apoyo del Ejército Nacional la Fuerza de Despliegue Rápido y la Policía Nacional”, precisó el reporte.

Notimex Al menos dos mil 870 familias campesinas de las zonas de La Macarena y La Uribe, antiguo enclave histórico de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), sustituirán de forma…Al menos dos mil 870 familias campesinas de las zonas de La Macarena y La Uribe, antiguo enclave histórico de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), sustituirán de forma voluntaria mil 544 hectáreas de cultivos ilícitos.Las familias campesinas están ubicadas en 86 veredas (caseríos rurales) de los municipios de La Macarena y La Uribe, en el departamento del Meta, en el sur de este país sudamericano, informó hoy la Casa de Nariño en un comunicado.Los campesinos “se vincularon de manera voluntaria al acuerdo colectivo del Programa Nacional de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS), en los Parques Nacionales Naturales Tinigua y Cordillera de los Picachos y sus zonas con función amortiguadora del Distrito de Manejo Integrado (DMI)”, detalló.Las familias se comprometieron a sustituir “de manera voluntaria mil 544 hectáreas de cultivos de uso ilícito. Es importante resaltar que 650 de estas hectáreas se encuentran en los Parques Nacionales Naturales Tinigua y Cordillera de los Picachos”, agregó la fuente.Este acuerdo firmado por las Juntas de Acción Comunal, las organizaciones campesinas y las FARC, cuenta con la coordinación interinstitucional de la Dirección para la Atención Integral de la Lucha Contra las Drogas, y de la Presidencia de Colombia.Además de Parques Nacionales Naturales de Colombia, la Gobernación del Meta, Cormacarena, la Agencia de Renovación del Territorio, la Defensoría del Pueblo y las alcaldías de La Macarena y La Uribe.Esta alianza entre comunidades y dependencias “reviste especial importancia para el proceso de paz en Colombia, ya que se da inicio a la implementación del acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera”, añadió la Casa de Ñariño.“La vinculación de las dos mil 870 familias a este programa, se dio gracias a un trabajo coordinado por los equipos técnicos interinstitucionales en campo y con el apoyo del Ejército Nacional la Fuerza de Despliegue Rápido y la Policía Nacional”, precisó el reporte.

See the original article here:  

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*