Conmueve al Papa Francisco joven enfermo en víspera de Pascua

Notimex

El Papa Francisco confesó hoy haberse conmovido por el cuestionamiento que le lanzó un joven enfermo gravemente, a quien llamó por teléfono la víspera de Pascua para ofrecerle consuelo.Ante miles de…

El Papa Francisco confesó hoy haberse conmovido por el cuestionamiento que le lanzó un joven enfermo gravemente, a quien llamó por teléfono la víspera de Pascua para ofrecerle consuelo.

Ante miles de personas congregadas en la Plaza de San Pedro para su misa de Resurrección, el Papa pronunció un imprevisto sermón y reveló algunos pasajes del diálogo que sostuvo, este sábado, con un “ingeniero culto”.

“Ayer, llamé por teléfono a un joven con una enfermedad grave. Hablando para dar un signo de fe, un joven culto, un ingeniero. Le dije: No existen explicaciones por lo que te sucede, mira Jesús, en la cruz, Dios hizo esto con su hijo. No existe otra explicación”.

“Él me respondió: si, pero le preguntó a su hijo y su hijo dijo: Sí. A mí no me preguntaron si quería asumir esto. Y esto nos conmueve. A ninguno de nosotros nos piden: ¿Estás contento con lo que ocurre en el mundo? ¿Estás dispuesto a llevar esta cruz? Y la cruz sigue adelante. Y la fe en Jesús cae”, agregó.

La misa comenzó poco antes de las 10:00 hora local (9:00 GMT), con una larga procesión encabezada por el Papa, que iba vestido de blanco. Una vez ante el altar, ubicado en el atrio de la basílica, se anunció formalmente la resurrección al entonarse el “Resurrexit”.

Luego, se leyó el evangelio en latín y en griego y se entonaron los tradicionales cánticos ortodoxos. El pontífice sorprendió a todos cuando decidió pronunciar un sermón improvisado, porque no estaba previsto que hablase antes de la bendición “urbi et orbi” (a la ciudad y al mundo), establecida al mediodía.

Finalmente decidió pronunciar una homilía y recordó a las mujeres que fueron al sepulcro a buscar el cuerpo de Jesús, indicó que iban “con corazón cerrado por la tristeza de una derrota” ya que el maestro, que amaban tanto, fue ajusticiado y murió”.

Sostuvo que la Iglesia no deja de decir a los corazones cerrados y temerosos: “Detente, el señor resucitó”. Empero cuestionó: Si él resucitó, cómo pueden suceder tantas desgracias, enfermedades, tráfico de personas, guerras, destrucciones, mutilaciones y odio.

Explicó que no existen otras palabras, sólo que Jesús resucitó, lo cual “no es una fantasía” ni “una fiesta con tantas flores”, sino el “misterio de la piedra descartada, que termina por ser el fundamento de toda la existencia”.

Advirtió que se trata de una situación paradójica, en una “cultura del descarte”, donde lo que no sirve toma el camino del usar y tirar, donde lo que no sirve es descartado. Y precisó que los seres humanos, como pequeñas “piedritas”, por la resurrección adquieren sentido “en medio de tanta calamidad”.

“El sentido de mirar más allá, de decir: No existe un muro, existe un horizonte. Existe la vida, la alegría, la cruz con esta ambivalencia. Mira adelante, no encerrarte. Tú, piedrita, tienes un sentido en la vida, porque eres una piedrita tomada de aquella gran piedra que la maldad del pecado descartó”, estableció.

“Pensemos un poco en los problemas cotidianos, en las enfermedades que alguno ha vivido o nuestros parientes, las guerras, las tragedias humanas. Y simplemente, con voz humilde, sin flores, solo, ante Dios, ante nosotros. Digan: “No se cómo va esto, pero estoy seguro que Dios resucitó y yo aposté a esto”, apuntó.

Notimex El Papa Francisco confesó hoy haberse conmovido por el cuestionamiento que le lanzó un joven enfermo gravemente, a quien llamó por teléfono la víspera de Pascua para ofrecerle consuelo.Ante miles de…El Papa Francisco confesó hoy haberse conmovido por el cuestionamiento que le lanzó un joven enfermo gravemente, a quien llamó por teléfono la víspera de Pascua para ofrecerle consuelo.Ante miles de personas congregadas en la Plaza de San Pedro para su misa de Resurrección, el Papa pronunció un imprevisto sermón y reveló algunos pasajes del diálogo que sostuvo, este sábado, con un “ingeniero culto”.“Ayer, llamé por teléfono a un joven con una enfermedad grave. Hablando para dar un signo de fe, un joven culto, un ingeniero. …

See original article:  

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*