Nace en México primer águila real por inseminación artificial

Notimex

El águila real, símbolo de México a lo largo de su historia, se encuentra en peligro de extinción, no obstante, como una medida de preservación, nació en el país el primer ejemplar a través de…

El águila real, símbolo de México a lo largo de su historia, se encuentra en peligro de extinción, no obstante, como una medida de preservación, nació en el país el primer ejemplar a través de inseminación artificial.

El nacimiento que sucedió en Querétaro, mediante la técnica de reproducción asistida, fue posible en el Centro de Conservación de Fauna Silvestre “El Sahuaro“, parte de los predios e instalaciones que manejan vida silvestre (PIMVS) de forma confinada.

En entrevista con la Agencia Informativa Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el director de “El Sahuaro”, Edgar Alberto Alvirde Navarro, explicó que la reproducción de estas aves se realiza con propósitos de liberación.

Agregó que las primeras especies que reprodujeron de forma exitosa dentro de ese lugar fueron aguilillas de Harris y luego una pareja de halcones peregrinos.

“En el 2011, la Semarnat nos entregó un águila real macho, nosotros siempre quisimos reproducir estas aves con propósitos de liberación, pero el problema era que no teníamos una hembra para el proceso”, detalló.

“Fuimos al zoológico de Irapuato, Guanajuato, donde nos prestaron una hembra de la que no teníamos mucha información respecto a su origen”, abundó Alvirde Navarro.

Por su parte, Luz Elena Hernández Chávez, esposa de Alberto Alvirde, destacó que a pesar de no contar con un ambiente controlado como en las incubadoras especiales para esta especie, se logró el objetivo.

“Usamos suero fisiológico para humectar el cascarón y que no se pegara ni el saco vitelino ni el polluelo recién nacido al cascarón, porque eso podía matarlo”, dijo Hernández Chávez.

“Afortunadamente no fue así y la madre lo arropó y le enseñamos a que le diera de comer, que es algo fundamental por la importancia de las enzimas que le transmite en el proceso”, aseguró.

En la actualidad, los preservadores han contactado a investigadores del Laboratorio de Ecología y Conservación de Fauna Silvestre, del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), para conocer más acerca del proceso de liberación del águila real.

Asimismo, se encuentran en contacto directo con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que dan seguimiento a los procesos y calidad de vida de las aves.

Notimex El águila real, símbolo de México a lo largo de su historia, se encuentra en peligro de extinción, no obstante, como una medida de preservación, nació en el país el primer ejemplar a través de…El águila real, símbolo de México a lo largo de su historia, se encuentra en peligro de extinción, no obstante, como una medida de preservación, nació en el país el primer ejemplar a través de inseminación artificial.El nacimiento que sucedió en Querétaro, mediante la técnica de reproducción asistida, fue posible en el Centro de Conservación de Fauna Silvestre “El Sahuaro“, parte de los predios e instalaciones que manejan vida silvestre (PIMVS) de forma confinada.En entrevista con la Agencia Informativa Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el director de “El Sahuaro”, Edgar Alberto Alvirde Navarro, explicó que la reproducción de estas aves se realiza con propósitos de liberación.Agregó que las primeras especies que reprodujeron de forma exitosa dentro de ese lugar fueron aguilillas de Harris y luego una pareja de halcones peregrinos.“En el 2011, la Semarnat nos entregó un águila real macho, nosotros siempre quisimos reproducir estas aves con propósitos de liberación, pero el problema era que no teníamos una hembra para el proceso”, detalló.“Fuimos al zoológico de Irapuato, Guanajuato, donde nos prestaron una hembra de la que no teníamos mucha información respecto a su origen”, abundó Alvirde Navarro.Por su parte, Luz Elena Hernández Chávez, esposa de Alberto Alvirde, destacó que a pesar de no contar con un ambiente controlado como en las incubadoras especiales para esta especie, se logró el objetivo.“Usamos suero fisiológico para humectar el cascarón y que no se pegara ni el saco vitelino ni el polluelo recién nacido al cascarón, porque eso podía matarlo”, dijo Hernández Chávez.“Afortunadamente no fue así y la madre lo arropó y le enseñamos a que le diera de comer, que es algo fundamental por la importancia de las enzimas que le transmite en el proceso”, aseguró.En la actualidad, los preservadores han contactado a investigadores del Laboratorio de Ecología y Conservación de Fauna Silvestre, del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), para conocer más acerca del proceso de liberación del águila real.Asimismo, se encuentran en contacto directo con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que dan seguimiento a los procesos y calidad de vida de las aves.

Original link: 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*