Porcicultores ven oportunidad de negocios en Corea

Notimex

México debe acelerar la firma de un acuerdo con Corea para la exportación de carne de cerdo, ante la incertidumbre del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).Así lo consideró el…

México debe acelerar la firma de un acuerdo con Corea para la exportación de carne de cerdo, ante la incertidumbre del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Así lo consideró el director general de la Confederación de Porcicultores Mexicanos (Porcimex), Alejandro Ramírez González, al argumentar que en ese país hay una oportunidad de negocios para dicho sector mexicano.

Recordó que nuestro país trabaja en la ampliación de relaciones comerciales para la venta de sus productos agrícolas con los países de la Unión Europea, Brasil, Argentina y los integrantes de la Alianza del Pacífico -Chile, Colombia y Perú-, “pero en todos no vemos una oportunidad para los cárnicos”.

Lo anterior porque “cada día tienen más restricciones con el bienestar animal y el retiro de sustancias de resistencia antimicrobiana”, explicó el directivo, quien expuso que en el caso de Argentina y Brasil es porque son países netamente exportadores de maíz y carne, por ejemplo.

“Donde sí vemos una oportunidad es, precisamente, en Corea y sí deberíamos acelerar (la firma) del tratado (bilateral)”, manifestó Ramírez González en entrevista con Notimex.

Refirió que México paga entre 20 y 25 por ciento de aranceles para exportar la carne de cerdo a aquel país asiático, pero de retirar la cuota “podemos ser mucho más competitivos”.

En esa sintonía, puntualizó que nuestro país exporta 107 mil toneladas de carne de cerdo y, de ellas, 30 mil toneladas son enviadas a Norteamérica y el resto a países del continente asiático, en particular a Japón.

Al cuestionarlo sobre la quinta ronda de renegociación del TLCAN, a celebrarse del 17 al 21 de noviembre en la Ciudad de México, comentó que si bien es un acuerdo importante para los tres países, México ha dejado de revisar la agenda de política interna y de fortalecimiento del mercado.

Si Estados Unidos cumple sus planes de cancelar el acuerdo trilateral, como lo ha hecho saber desde inicios del 2017, apuntó que en la estrategia de diversificación “es imprescindible” mirar el mercado interno.

“Esta negociación debería estar hermanada con un fortalecimiento de la política interna para el sector agropecuario”, subrayó el director general de Porcimex, al explicar que es necesario fortalecer el consumo de carne de cerdo, la planta productiva nacional e incentivar la producción.

La única manera de conseguirlo es mediante la implementación de programas, alianzas estratégicas y una campaña para la industria, tanto procesadora como de autoservicios, y un presupuesto acorde para 2018, acotó.

“Estoy seguro que (esto) incrementará la demanda y, con ello, la creación de más empelo que tanta falta nos hace ante la situación adversa que tenemos con el TLCAN”, recalcó Ramírez González.

Puntualizó que México importa 587 mil toneladas de piernas y espaldilla de Estados Unidos, lo cual equivale a 24.5 millones de cabezas -1.2 millones de vientres en producción-, es decir, casi la totalidad de la producción nacional.

Derivado de esta compra, nuestro país deja de producir esa cantidad de animales y de invertir seis mil millones de dólares. “Si esa cantidad de importación la pudiéramos generar en México, (crearíamos) cerca de 6.1 millones de empleos directos e indirectos”, calculó.

De manera que la porcicultura es un detonador económico en las zonas rurales del país, al requerir de granos, genética, insumos veterinarios, asistencia técnica, electricidad, transporte, combustible, sacrificio -corte, deshuese y empaque- y punto de venta. “Es entonces, importante invertir en la producción primaria”, concluyó.

Notimex México debe acelerar la firma de un acuerdo con Corea para la exportación de carne de cerdo, ante la incertidumbre del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).Así lo consideró el…México debe acelerar la firma de un acuerdo con Corea para la exportación de carne de cerdo, ante la incertidumbre del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).Así lo consideró el director general de la Confederación de Porcicultores Mexicanos (Porcimex), Alejandro Ramírez González, al argumentar que en ese país hay una oportunidad de negocios para dicho sector mexicano.Recordó que nuestro país trabaja en la ampliación de relaciones comerciales para la venta de sus productos agrícolas con los países de la Unión Europea, Brasil, Argentina y los integrantes de la Alianza del Pacífico -Chile, Colombia y Perú-, “pero en todos no vemos una oportunidad para los cárnicos”.Lo anterior porque “cada día tienen más restricciones con el bienestar animal y el retiro de sustancias de resistencia antimicrobiana”, explicó el directivo, quien expuso que en el caso de Argentina y Brasil es porque son países netamente exportadores de maíz y carne, por ejemplo.“Donde sí vemos una oportunidad es, precisamente, en Corea y sí deberíamos acelerar (la firma) del tratado (bilateral)”, manifestó Ramírez González en entrevista con Notimex.Refirió que México paga entre 20 y 25 por ciento de aranceles para exportar la carne de cerdo a aquel país asiático, pero de retirar la cuota “podemos ser mucho más competitivos”.En esa sintonía, puntualizó que nuestro país exporta 107 mil toneladas de carne de cerdo y, de ellas, 30 mil toneladas son enviadas a Norteamérica y el resto a países del continente asiático, en particular a Japón.Al cuestionarlo sobre la quinta ronda de renegociación del TLCAN, a celebrarse del 17 al 21 de noviembre en la Ciudad de México, comentó que si bien es un acuerdo importante para los tres países, México ha dejado de revisar la agenda de política interna y de fortalecimiento del mercado.Si Estados Unidos cumple sus planes de cancelar el acuerdo trilateral, como lo ha hecho saber desde inicios del 2017, apuntó que en la estrategia de diversificación “es imprescindible” mirar el mercado interno.“Esta negociación debería estar hermanada con un fortalecimiento de la política interna para el sector agropecuario”, subrayó el director general de Porcimex, al explicar que es necesario fortalecer el consumo de carne de cerdo, la planta productiva nacional e incentivar la producción.La única manera de conseguirlo es mediante la implementación de programas, alianzas estratégicas y una campaña para la industria, tanto procesadora como de autoservicios, y un presupuesto acorde para 2018, acotó.“Estoy seguro que (esto) incrementará la demanda y, con ello, la creación de más empelo que tanta falta nos hace ante la situación adversa que tenemos con el TLCAN”, recalcó Ramírez González.Puntualizó que México importa 587 mil toneladas de piernas y espaldilla de Estados Unidos, lo cual equivale a 24.5 millones de cabezas -1.2 millones de vientres en producción-, es decir, casi la totalidad de la producción nacional.Derivado de esta compra, nuestro país deja de producir esa cantidad de animales y de invertir seis mil millones de dólares. “Si esa cantidad de importación la pudiéramos generar en México, (crearíamos) cerca de 6.1 millones de empleos directos e indirectos”, calculó.De manera que la porcicultura es un detonador económico en las zonas rurales del país, al requerir de granos, genética, insumos veterinarios, asistencia técnica, electricidad, transporte, combustible, sacrificio -corte, deshuese y empaque- y punto de venta

Originally from – 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*